Detector de nivel para líquidos Liquiphant FTL31 de la gama E-direct de Endress+Hauser

Detector de nivel para líquidos Liquiphant FTL31. Imagen gentileza de Endress+Hauser.

 

El Detector de nivel para líquidos Liquiphant FTL31 de la gama E-direct de Endress+Hauser ofrece la máxima fiabilidad y precisión en la medición, con un diseño robusto de acero inoxidable (316L) que le confiere mayor durabilidad en aplicaciones severas.

 

El equipo Liquiphant FTL31 cuenta con un indicador LED que permite realizar pruebas de funcionamiento externas con imán de comprobación y verificación funcional en planta, siendo idóneo para instalación en depósitos, tanques o tuberías.

 

El Detector de nivel para líquidos Liquiphant FTL31 de la gama E-direct de Endress+Hauser puede utilizarse en aplicaciones de prevención de sobrellenado o como protección de bombas en sistemas de limpieza y filtrado, así como en depósitos de enfriamiento o lubricación. De esta manera, es ideal para aplicaciones en las que se utilizaban hasta ahora sensores de nivel por flotador o sensores conductivos, capacitivos u ópticos.

 

Otras aplicaciones son aquellas en las que no son apropiados los principios de medición anteriores debido a conductividad, adherencias, turbulencia, características del flujo o burbujas de gas.

 

Datos técnicos Liquiphant FTL31:

 

  • Producto: Líquidos

  • Montaje: Depósitos y tuberías a partir de DN50

  • Densidad del producto: >0.7 g/cm³ (>0.5 g/cm³ opcional)

  • Temperatura del producto: –40 a +100 °C (–40 a +212 °F)/ +150 °C (+302 °F)

  • Viscosidad del producto: ≤10 000 mm2/s (cSt)

  • Presión de proceso: máx. 40 bar (580 psi)


Ventajas clave:

  • Diseñado según los máximos requisitos en lo que se refiere a la calidad y la sostenibilidad medioambiental. El equipo de automonitorización Liquiphant proporciona una conmutación segura también en caso de fallo de la alimentación

  • Ofrece un punto de conmutación exacto independiente de las propiedades cambiantes del producto

  • Ofrece un sensor auténticamente de tipo “plug & play”, sin necesidad de ajustes, incluso en caso de productos cambiantes. La medición no se ve alterada por la conductividad, adherencias, turbulencias, caudales o burbujas de aire

  • No necesita calibración, ni se necesita experiencia y conocimiento o herramientas (p.ej. software) específicos

  • Su diseño sólido de acero inoxidable (316L) asegura la máxima durabilidad

  • Un diseño modular permite diferentes temperaturas de proceso y la más amplia variedad de conexiones a proceso y accesorios del mercado para adaptarse a cualquier aplicación

  • Sin partes mecánicas móviles, no necesita mantenimiento

 

 

Más información en  www.e-direct.endress.com